sábado, 21 de mayo de 2011

Marco Vancouver

Ya estaba enojado. Cómo sabía el niño mi nombre? Esto ya estaba fuera de lo normal, al igual que todo.
Me sentía un inutil, estaba encerrado en una guardería, en compañia de un borrego que me anunciaba la muerte. Estoy preparado para morir, pero no sin antes ajustar cuentas con alguien.
No voy a negar que escuchar esa voz del otro lado de la puerta con cerrojo con forma de estrella me alegró un poco, podría ser Grant. Pero también podría ser una trampa. No sabía dónde se había metido el niño.
Otra cosa, cómo sabía dónde había escondido la llave el niño si la rejilla es tan angosta que él ángulo de la misma no permite ver hacia los costados. La llave estaba en el lugar dónde me había indicado y dentro de una bolsa
Y dónde se había ido el niño? Estaría escondido, o hay una forma de salir de aquí? Quizas una tercera puerta, un pasadizo secreto...
La voz del hombre me dió la sensación de que hacía bastante tiempo que estaba encerrado, la tristeza con la que hablaba.
Quería salir ya de ese lugar, si quién me hablaba era Grant, el objetivo estaría a un paso de cumplirse.
Sin perder un segundo más, interrogué al tipo encerrado, ya que debía aclarar unos puntos antes de abrirle la puerta.

- Te voy a sacar de ahi, pero primero dime quien eres.- Le dije, convencido - Venimos a rescatar a una persona que esta dentro de todo este caos.

Se produjo un silencio, que dió pie a que hiciera otra ultima pregunta.

- Sabes si de este lado hay alguna puerta secreta o pasadizo? El niño aparentemente ha desaparecido. La entrada principal esta cerrada herméticamente, por lo que no pudo irse por ahi.

Presentía que la clave de toda esta situación se daría en los siguientes segundos.

1 comentario:

Brian dijo...

ajajaja que bueno quiero saber la respuesta y donde esta el niño :D