miércoles, 15 de junio de 2011

Ciudad mapache: Residente Malazo 4

















-Bien, gente. Agradezco a todos este esfuerzo súper humano que estamos haciendo para el “residente malazo” parte 4…- le dice el director al resto del staff.- es tarde y ya solo nos queda esta escena. ¿Bien?, ¡traigan al gigante!

El director pasa junto a la silla donde se encuentran maquillando a Leon S. Kennedy quien está a punto de salir en escena.

-¡Hey!, no me has dicho aún que debo hacer…- le advierte Kennedy al verle pasar junto a él.

-Ahmmm bueno, esta parte será improvisada… eso dará mas realismo a la escena, ¿vale?

-¿Eh?, ¿pero cómo?, o sea, ¿Dónde?, ¿de que se trata?

-Deja que Yanine le ponga más gel a tu mechón y te digo.

Al cabo de un instante el director lleva a Leon al lugar de grabación, se trata de una suerte de enorme patio rodeado por estacas de maderas, una que otra choza logra divisarse en sus rincones.

-Bien, Leon… he aquí donde se desarrollará la próxima escena, ¿recuerdas de donde veniamos no?

-Sí, si… los aldeanos, luego vinieron los nativos. ¿O era al revés?, no me acuerdo.

-Típico. Mira el asunto es que ellos te tienden una trampa y te encierran en este gran patio en donde deberás luchar con un enorme ser bautizado magníficamente como “el gigante”.

-Oh…- exclama Leon.- Me gusta. Eso de derrotar a criaturas de lo más rebuscadas definitivamente es lo mío.

En ese instante los asistentes hacen entrar al lugar a “el gigante”, enorme criatura de casi 5 metros de altura con apariencia humanoide. Al entrar da un feroz grito que hace temblar las cámaras y los focos de luz.












-Vaya… el sonidista sí que justifica lo que le pagan.- comenta Leon destapándose los oídos.- ¿No encontraron un disfraz más original?, este es como un hulk traído de chernobyl.

-Bueno, ¡a sus posiciones!- ordena el director yéndose a sentar a su silla que se encuentra a una distancia bastante prudente.- Leon al oír la palabra “acción”, tú y el gigante se ponen a pelear, ¿entendido?

-Ya rugiste.- Leon se gira ahora hacia el gigante.- Intentemos dar círculos, asi no me despeino tanto en cámara, Yanine se preocupó en ponerme mucho gel en el mechón, el mechón es la clave de nuestro éxito, ¿sabias?. Por cierto, ¿hace mucho calor adentro de ese enorme disfraz?, ¿Cómo te llamas, amigo?

El gigante responde solo con un feroz gruñido que salpica el rostro de Leon con baba.

-Wow… sí que esta bien hecho este animatronic…- Leon saca una menta de su bolsillo y se lo ofrece al gigante.- Toma, se huele lo que cenaste ayer.

-¡Acción!- grita el director con su megáfono.

Rápidamente el gigante toma a Leon por el cuello y lo eleva a 5 metros de altura.

-¡Nooo!, ¡en la cara no!, ¡en la cara no!- suplica Leon.

De un solo impulso la criatura lo avienta con todas sus fuerzas contra una de las chozas que adornaban el lugar destruyéndola por completo. Lentamente Leon intenta ponerse de pié, quiere decir algo, pero un montón de paja se ha metido en su boca. Nuevamente el gigante va por él y lo levanta, esta vez le da una violenta patada que lo arroja contra unos barriles que se encontraban al otro lado del recinto, los destruye por completo con el peso de su cuerpo al caer.

-¡Vamos, Leon!, ¡defiéndete!- le grita el director con su megáfono.

-q… q… ¿¿¡quée??!, ¿¿acaso no vas a cortar??, ¡este tipo intenta matarme!- le contesta Kennedy todo adolorido.

-Ay, es tan bestia que cree que es un actor…- le comenta el director a su asistente.- Leon, esa cosa en verdad va a matarte si no haces algo.

El gigante nuevamente arremete y levanta a Leon de su mechón engominado.

-¡ayayay!…. ¡Del mechón no, de donde quieras, pero del mechón no!- grita Leon suspendido en el aire. En eso se le ocurre ocupar su gas pimienta que trae en uno de sus bolsillos.- Toma, para que se te quite lo loco.

Acto seguido vierte una gran cantidad de gas sobre los ojos del gigante quien retrocede bastante adolorido dejando caer a Kennedy al suelo.

-Jeje… Leon 1, gigante 0.- dice Leon jactándose de su victoria. Pero ciertamente ha puesto de malhumor al gigante quien apenas y se recupera del ardor en sus ojos vuelve a la carga lleno de ira.

-¡Oh, por Dios!, ¡no es un actor!, ¡no es un actoroooor!- grita Kennedy desesperado mientras comienza a huir a toda velocidad alrededor del patio perseguido por el gigante.

-Uh, qué patético… - se lamenta el director.- sigan grabando, no se detengan… ¡Leon, vamos que si no haces algo, estaremos toda la noche aquí!, ¡en la espalda está el punto débil del monstruo!

-¡Es fácil dar órdenes desde allá lejos!- contesta Leon corriendo a toda velocidad.

En ese instante algo irrumpe en la escena, un perro ha llegado al lugar y aúlla sobre un montículo de tierra. Al parecer viene en ayuda de Kennedy.

-¡El perrito de la trampa!, ¡gracias a Dios!...- exclama Leon aliviado.- ¿ven?, ¡ les dije que había que salvar al perro de la trampa en el comienzo, pero a nadie le gustaba esa idea!

El gigante se distrae por un momento y detiene su loca carrera para depositar toda su atención en el perro, quien le gruñe en actitud desafiante. Leon advierte que es su chance de atacar la espalda del gigante que es donde se encuentra su punto débil, pero sin ninguna de sus pistolas encima debe echar mano a uno de sus cuchillos.

-Tengo la mejor puntería del oeste…-. Se dice Leon a sí mismo mientras aguza su vista preparándose para arrojar su cuchillo.- ¡esta va por ti, lindo perrito amigo que viniste en mi ayuda!

Kennedy arroja su cuchillo con violencia, pero este va tan desviado que en vez de llegar al gigante, atraviesa de lleno al perro que emite un ahogado ladrido de dolor al quedar clavado entre el cuchillo y una estaca de madera. Todos en el set se quedan con los ojos abiertos…

-Rayos… parece que no sirvo para eso…- se lamenta Leon.- ¡Bueno basta!, ¿quieres jugar rudo, maldito gigante?, ¡porque no vienes y te metes con uno de tu tamaño!

Kennedy se pone otro de sus cuchillos entre los dientes y aguarda por el gigante en una desafiante actitud.

-…está loco…- le dice un asistente al director.

-Es perfecto… ¡sigan grabando!, ¡sigan grabando!- exclama este último emocionado al máximo.

El gigante grita ferozmente y se golpea el pecho a lo king – kong para luego ir a toda velocidad hacia Leon quien sin titubear continúa esperándole. Al estar a casi 1 metro de distancia, Leon salta por uno de sus brazos y con una agilidad impresionante se encarama también por sus hombros hasta llegar a su espalda y montarle.

-¡Di tus oraciones, monstruo!- exclama Leon mientras que con su cuchillo comienza a apuñalar una extraña extremidad viscosa salida de su espalda que al parecer alberga toda su energía.

-¡Eso es!, ¡sabía que tú podías!- grita el director feliz de la vida. A su lado llega una sensual actriz de rasgos orientales vestida de rojo.

-¿Eh?, me encontraba durmiendo en mi camarín… ¿sucede algo?

-Es Leon, Ada. ¡Va a matar al gigante solo con su cuchillo!

El monstruo intenta sacarse a Leon de encima, pero este está firmemente agarrado. De pronto el gigante comienza a tambalearse, tal parece que Leon ha logrado acabar con él.

-¡Eso es, Leon!, ¡eres mi héroe!- grita Ada llena de felicidad.-¡por eso es que te amo tanto!

-Leon Scott es el nombre….- dice Kennedy intentando no caerse debido a los tumbos que da el gigante.-…no lo olviden, el nuevo héroe de las sagas de acción.

-¡Te amo, Leon!- grita Ada feliz. Sin embargo sus ojos casi se salen de sus cuencas al ver como el gigante moribundo viene a caer encima de ella.-…Leon, eres un hijo de…- es lo último que alcanza a decir antes de morir aplastada bajo el cuerpo del gigante ya fallecido.

-Por favor, no me adoren…- dice Leon posando como futbolista americano sobre la espalda de la criatura.- solo soy un profesional, un ciudadano preocupado… un hombre común que solo busca hacer el bien.

Sin embargo al abrir sus ojos nota que todos en el lugar se encuentran asombrados, especialmente su director quien se agarra la cabeza con ambas manos.

-¿Eh?, ¿Qué pasa?, estoy vivo… he matado al “mostro”- dice Leon descendiendo de su espalda.- ¿no deberían llevarme en andas?

-Sí, ¡pero de paso mataste a Ada!- contesta el director lleno de rabia.-¡ ella no debía morir!... bueno, al menos no ahora.

-¿En serio?, ¿Qué yo la maté?, ¿y a qué horas?

Los asistentes comienzan a remolcar el cuerpo del gigante, y ahí se deja ver el cadáver todo reventado de Ada Wong…

-Uh… creo que no volveré comer pizza al menos por un año, ¿Cómo levantarán eso del suelo ahora?- pregunta Leon asqueado.

-Es lo de menos… ahora no sé que haremos para filmar los “caminos separados”, ya vendimos los afiches donde aparecía ella, no podemos llegar y cambiar por otra actriz.-se lamenta el director.- No sé que haremos, y todo por tu culpa… ¿Qué piensas, a ver?

-Pues… pienso que el cuerpo humano es mas lindo verlo por fuera que por dentro…-dice Leon apartando su vista de lo que quedó de Ada.- Y, bueno sobre lo de la actriz, tengo una prima que se parece mucho a Ada… es un poco lenta, ya sabes… se le arrancan los duendes del bosque, pero es obediente y lo que es más importante es igual, igual a Ada.

-Bien… mañana a primera hora la quiero aquí.-dice el director resignado.- Todavía falta el detalle del perro, se supone que no debías matarle tampoco.

-Efectos digitales.- responde Leon con una sonrisa inocente.

-Algún día me tomaré la revancha, Leon… ya verás.- le dice el director alejándose.- Bueno, gente ¡una doble terminará lo de Ada y lo de esta pelea con el gigante lo arreglaremos con efectos digitales!, ¡gracias a todos!, ¡con esto hemos concluido la 4ta parte de… el “residente malazo”!













FIN



Creative Commons License
El diario de Leon S. Kennedy by Marcelo Carter is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 3.0 Unported License.

9 comentarios:

Raymond dijo...

JA JA JA!!! ME MATO LO DEL PERRO, NO PODES!!!! JA JA JA!!! RE NABO ES LEON!!! MUY BUENO ME HIZO MEAR DE LA RISA!!! (POBRE ADA!!!)
UN SALUDO MARCE DESDE ARGENTINA!!!

Marcelo Carter dijo...

Jaj, gracias amigo Raymond. Un saludo y me pone super contento que te haya gustado ^^

Lady Bateman & Puppeteer Raven dijo...

jajajajja no, ya esta, mori... con lo del mechonsito de leon me estalle de risa xD
estaria bueno qe hicieras alguno de Operation Raccoon City... seria genial ver como leon se las arregla contra la muerte.. ii asi el director tendria su revancha ._.

Saludiines marce!

Marcelo Carter dijo...

Salu2, Lady y mil gracias por comentar. Pues no andas muy lejos de lo que estaba planeado jeje. Un saludo y que bueno que te ha gustado n_n

Brian dijo...

jajajajaja marce me rei demasiado no paro de reirme me diverti muchisimo Leon y su mala punteria mato al perro jajaja y lo del flequillo jajajaj muy buena historia la verdad demasiado graciosa un saludo marce

Marcelo Carter dijo...

Grax, amigo Brian. Que bueno que te ha gustado. Un saludo ^^

Mati Mayor dijo...

Jaja me cagué de risa, que buena vibra tantos fans del Resident, el mejor juego de acción lejos :P

Marcelo Carter dijo...

xD, un saludo amigo Mati. Gracias por pasar y comentar :)

leon rpd dijo...

no pues si esa parte de leon no la conocia haha muy buena :D lastima que estaba en el trabajo y todos me vieron como de por que se rie ese tipo pero en fin.......... este blog es mi favorito :D