jueves, 9 de junio de 2011

Ciudad mapache: El secreto mejor guardado














-¡No, no, no y no!- exclama el director deteniendo la escena.- ¡Leon, por una maldita vez finge asombro ante lo que sucede!

-Está bien… -contesta el muchacho rascándose la cabeza.

-Es el primer día que llegas a ciudad mapache y descubres que…- el director pone cara de misterio.-… algo anda mal, ese ciudadano que luce como ciudadano, se ve como ciudadano, que cualquiera juraría que es un ciudadano… en realidad está infectado con una suerte de virus purulento, tú te acercas a hablarle y ¡cha- chán! ¡ te asustas!, ¿entiendes?

-Es tan cliché…- comenta Leon.

-Cliché o no cliché… eso no es de tu incumbencia.

-Claro que lo es, ¡es mi rostro el que saldrá en todos lados! Y por ende seré el blanco de todas las críticas, por cierto ¿no podemos hacer algo para suprimir este peinado noventero-guardián de la bahía que llevo?

-Ese mechón es la identidad de tu personaje, créeme a las chicas les gustará… y a los chicos… ¿porqué no?

-¿Eh?- pregunta Leon.- Mira, ¿y si en vez de este mechón del tipo Beverly Hill 90210 llevo una gorra todo el tiempo?

-No.- contesta el director secamente.

-¿una cola de caballo?

-No.

-¿Un pañuelo a lo gitano?

-No. Serás el protagonista de una gran historia de muertos que vuelven a la vida ¡ten un poco de buen gusto, por favor!

-Esto será un fiasco…- murmura Leon.

-¡Oigan!, hace mucho frío en este pasillo!, ¿podemos continuar ya?- dice la despampanante actriz rubia que aguardaba tras una puerta, asomándose.

-Sí, si, ya casi estamos, Claire… - dice el director volviendo a sentarse en su silla.- Bien, Leon vuelves entonces al jeep y desciendes del automóvil con mucha cautela al ver a la muchacha caída, ¿recuerdas tus diálogos?

-Sí, si… “¿qué tenemos aquí?”… “amigo, ¡vaya desastre!”, “¿qué pudo haber hecho esto?”, “¿qué es eso?”, “¿qué son estas cosas?”…

-Ok, ok… bueno entonces ¡ a sus posiciones!- ordena el director desde la silla.- ¡Luces!, ¡cámaras!, ¡acción!

Leon observa a la chica ensangrentada desde el automóvil y detiene el jeep.

-¿Qué tenemos aquí?-dice mientras se acerca al cuerpo tirado en la calle.

Cierra la puerta del vehículo y se acerca a paso lento hacia la chica. Un charco de sangre le rodea y Leon se inclina un poco para examinar las heridas expuestas.

-Amigo… ¡vaya desastre!- exclama al contemplar la magnitud de las heridas.- ¿Qué puedo haber hecho esto?

-Bien… ¡que entren los extras-zombies!- ordena el director con su megáfono.

Lentamente, a espaldas de Leon comienzan a acercarse unos zombies con paso lento y quejido lastimero. Uno a uno aparecen por las esquinas y por detrás de los muros acorralando al policía.

-¿Qué son estas cosas?...- se pregunta mientras advierte que está siendo acorralado.- Muy bien, ¡ya es suficiente!... ¡no se muevan!- ordena mientras desenfunda su arma.-… no… se muevan…- vuelve a decir en voz baja a la vez que la chica que yace en el suelo le agarra de uno de sus zapatos con la intención de atacarle.

-¡No!- grita Leon intentando zafarse de las garras de la chica zombie. Un disparo lo resuelve todo y logra huir. Mientras se aleja para meterse en un callejón continúa con sus disparos hacia la creciente multitud que le acorrala. De pronto observa a su derecha y una puerta se abre, aparece Claire.

-¡Espera!, ¡no dispares!- le dice la muchacha.

-¡Abajo!- le ordena Leon al percatarse que tras ella se acerca un zombie. Luego da un disparo, con tan mala puntería que en vez de darle al zombie le da de lleno a Claire volándole la cabeza.

-Ups…- dice Leon asustado.

-¡Corten!- vocifera el director deteniendo toda la escena.- ¿Qué rayos sucede ahora?- pregunta acercándose a Leon y al cuerpo de Claire.

-Le di un tiro en la cabeza a Claire…

-¡Idiota!, ¡era al zombie que está tras ella!

-Lo sé, pero se me chispó… ademas ¿Qué no eran todas balas de salva?

-Bueno, alguien ha metido por error una de verdad… mmm como en esa película de Bruce Lee, o la del hijo de Bruce Lee…- repara el director mientras examina la pistola en cuestión.

-De la que me salvé…- comenta el actor que hacía de zombie mientras se quita la máscara.

-Pues si, pobre Claire…- se lamenta Leon observando su desfigurado rostro en el suelo.- ¿y ahora que pasará?

-Pues buscar un reemplazo, total nadie se dará cuenta que cambiamos a la actriz original…

-Me refiero a qué pasará con ella y nosotros, ¿no llamarás a la poli?, ¿o a una ambulancia?

-¿A una ambulancia?- pregunta el director inclinándose para ver los sesos desparramados del cadáver de Claire.- ¿para qué si ya está más muerta que un pollo frito? No, nada de eso. Acabaremos la maldita escena con un doble y san se acabó.

En eso el director llama a un par de asistentes de tramoya y utilería.

-Muchachos, llévensela y… ya saben que hacer…- ordena procurando no hablar en voz muy alta.

-¿Y ahora qué?- pregunta Leon cruzándose de brazos.

-Ahmmm… ¡Eugedivigis!, ¡Eugedivigis por favor, trae mas café!- grita el director.

En cosa de segundos llega una chica de anteojos gruesos cargando una bandeja con café y cosas para comer, es una muchacha delgada de cabello color castaño.

-Eugedivigis, bueno hoy estás de suerte… quítate esos feos anteojos porque vas a actuar.

-¿Yo?, ¿actuar?, ¿de verdad?- pregunta la muchacha emocionada mientras Leon se fija en su figura disimuladamente.

-Así es. Actuarás junto a Leon en esta escena. Eso si que tu vestido de cuadros no va mucho con lo que busco, te pondremos unos jeans azules cortados hasta los muslos, unas botas color café y una chaqueta corta sin mangas color rojo.

Al cabo de unos minutos Leon y el director más todo el resto del equipo técnico esperan a que la asistente termine de cambiarse de ropa.

-Estaba mejor la otra, ¿no?- comenta Leon aburrido.

-Puede ser, pero bueno ¿a quien le importará eso?- contesta el director impaciente.

-A mi, imagina que dirán mis fans si me ven junto a una feucha con anteojos, eso podría liquidar mi brillante carrera.

-Leon…- le dice el director con una irónica sonrisa.- Tú no tienes carrera, nadie te conoce… aún.

En ese mismo instante hace su aparición en el set Eugidivigis ahora bautizada como “Claire”, su figura ha cambiado drásticamente gracias al nuevo look brindado por los maquilladores y peinadores. Al acercarse se tropieza con una rueda que se encontraba en el suelo cayéndose de bruces.

-Uh, ¿estás bien?- le pregunta Leon mientras le ayuda a ponerse de pié.- ¿acaso no viste esa rueda?

-No, sin mis anteojos soy prácticamente ciega… ¿me llevas a mi lugar, por favor?

-jaja, claro.- le responde Leon mientras vuelve a fijarse en su figura esta vez descaradamente. Luego mira al director y le hace un gesto de aprobación con su mano.

-Bien, ahora de una vez por todas terminemos esta maldita escena….. ¡todos a sus puestos!, ¡solo queda un rollo gente así que no más errores!, ¡ de esto depende nuestro futuro!, ¡vamos que se puede!.....

¡luces!, cámaras! y….. ¡ACCIÓN!




















FIN


Creative Commons License
El diario de Leon S. Kennedy by Marcelo Carter is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 3.0 Unported License.

6 comentarios:

Brian dijo...

jaja que buena historia me rei mucho la verdad ups se me chispo jajajajaj Leon mato a Claire jaja saludos Marce

Marcelo Carter dijo...

Seh xD, un saludo amigo Brian y gracias por comentar :)

Raymond dijo...

JA JA JA muy divertida la historia de hoy la verdad me hizo reir micho un saludo marce!

REd dijo...

0% gracia

Marcelo Carter dijo...

Gracias por comentar, amigo raymond y red. Un saludo.

leon rpd dijo...

haha muy buena historia .... hagan una de resident evil degewneration haha... bien mi blog preferido