sábado, 30 de julio de 2011

Patriotas














CAPITULO FINAL




A Hunter Headen lo trasladaron finalmente hacia el interior de la base, Old Snake y yo nos manteníamos ocultos.

-Hace un tiempo…- comencé a explicarle a Snake.- se me encargó ir a una secreto complejo militar ubicado cerca de las montañas para traer de regreso a un doctor llamado Maximillian Grant… fui con un grupo de rescate, entre ellos se encontraba Hunter Headen,… un hombre normal, muy inteligente y valiente, pero que tiene una maldición a cuestas…

-¿Cuál es esa maldición?- preguntó Snake.

-Creo que es un extraño trastorno de personalidad, un desorden bi-polar, ¿sabes?... pero no estoy muy seguro. A veces pareciera que es una… “cosa” que habita dentro de él y que cuando toma posesión de su cuerpo, se transforma en un asesino crudo e imparable. El gobierno lo ha llamado para eliminarme… esa es la razón por la cual está aquí.

-Ya veo…- me dijo Snake mientras contaba sus balas.- No hay mucho que hacer con los psicópatas mas que meterles un balazo antes que salgan con alguna idiotez…

-Así mismo pienso yo, bueno pensaba…

-Te sorprendería ver la cantidad de orates que andan por el mundo escuchando voces, uno menos créeme que nadie lo notaría… ¿te quieres encargar tú de él?

-No.- Le contesté a Snake.- Yo conocí al verdadero Hunter Headen, no merece morir por el ser que habita en su interior… no lo mataré, ni tú tampoco.

-¿No acabas de decirme que el gobierno lo seleccionó para matarte?

-Así es, pero al asesino que alberga en su cabeza, no al hombre que conocí… trata de entender…

-Como quieras, Kennedy…- me contestó Old Snake con una sonrisa.- Va a ser tu funeral. Ahora, en cuanto a lo que nos compete… Tengo a dos informantes de Filantropía infiltrados en esta planta, si todo se va al demonio… nos ayudarán… lo importante es encontrar a un hombre llamado WhitePony, él, solo él sabe la clave de acceso para la base de datos BIG. No nos sirve muerto, ¿comprendes?

Me limité a asentir con la cabeza.

-Bien, vamos…

Agazapados nos deslizamos hasta el interior de la base, observamos el momento justo en el que cuatro soldados metían a Hunter Headen al interior de un cuarto y se encerraban con él. De un comienzo estuvo en mis planes rescatarle, pero debía encontrar el momento justo, eso llegó cuando Old Snake volvió a dirigirse a mí y me preguntó:

-Oye, Kennedy… ¿Cuánto mides?

Tras mi respuesta y en tan solo cosa de segundos abordamos a uno de los soldados de aquel recinto militar, Snake lo aturdió con el mango de su pistola y le arrastramos hacia un rincón mas escondido.

-Vístete con el uniforme de este soldado y procura llevar la visera de tu gorra bien baja para no mostrar mucho tu rostro.- me indicaba Old Snake.- No podemos llegar y actuar sin antes dar con Whitepony, si iniciamos un tiroteo o algo así, él será el primero en huir y podemos despedirnos de obtener la base de datos BIG. Escúchame, infíltrate y quiero que tengas contacto visual con él, luego nos reunimos aquí mismo… no te enfrentes a él solo, ¿comprendes?

-¿Porqué no te disfrazas tú?...- pregunté.

-Mi rostro ya es reconocido por WhitePony… tú eres extraño para ellos, pasarás como un soldado más.

Finalmente accedí a seguir con el plan de Snake, una vez que acabé de vestirme con el uniforme del soldado que ya habíamos maniatado, le pedí una cosa:

-Bien, iré por Whitepony, pero tú debes hacer algo por mí…

-¿Qué cosa?- me preguntó escupiendo al suelo.

-Quiero que saques a Hunter Headen de aquí, sácalo de ese cuarto…

-Estás loco…

-Puede ser. Vamos, sé que esto es pan comido para ti.- volví a animarle.- Será un obstáculo menos si logramos hacernos cargo de él lo antes posible.

-¿”Hacernos cargo”?- me preguntó simulando un arma de fuego con su mano derecha.

-Sin matarlo…., escúchame, Snake. NO LO MATES, y yo no haré nada estúpido con Whitepony, dame tu palabra.

Tardó un momento en decidirse a responder, pero finalmente accedió y lo hizo. Nos dividimos… él iría a ver mi asunto de Hunter Headen y yo atendería su asunto con Whitepony.

Old Snake se escabulló hasta el cuarto donde aquel grupo de soldados había encerrado a Hunter Headen, luego de comprobar que nadie se acercaba comenzó a trabajar en la cerradura de la puerta, en cosa de 6 segundos ya lo tenía resuelto, la puerta se abrió solo un centímetro y a través de esa ranura observó que en el interior todo estaba quieto y calmo. Comenzó a abrir la puerta cautelosamente hasta que se aseguró que no había peligro en el interior. Una vez adentro lo único que pudo ver fueron varios cadáveres de soldados muertos en el suelo, indicios de una verdadera masacre, sin embargo no logró ver a Hunter Headen por ningún lado. Snake notaba algo extraño… pero no sabía que era… entrecerró sus ojos sospechando algo, pero era muy tarde ya, a sus espaldas Hunter Headen quien había permanecido disfrazado como uno de los soldados muertos se puso de pié lentamente esbozando una diabólica sonrisa para luego abalanzarse sobre Snake.

-¡Maldito orate!- gritó Snake intentando sacarse de encima a Hunter.-¡Sabía que planeabas algo!

-Jejeje… tranquilo, abuelito…- le decía Hunter a Snake mientras lo ahorcaba.- tratemos de disfrutar ambos de nuestro momento a solas, ¿eh?

-¡Suéltame!- gritó Snake logrando apartarle con una fuerte patada, luego desenfundó su arma y le apuntó, pero Hunter fue más rápido y con una certera llave dobló su brazo y obligó a Snake a apretar el gatillo varias veces agotando así todos los tiros de la pistola, luego le remató con un puñetazo en la nariz…. Snake retrocedió unos pasos bastante adolorido.

-Ahora, antes de que sufras una muerte dolorosa… dime, ¿Dónde está Leon?

Snake solo sonrió, luego lentamente se quitó la chaqueta y la arrojó al suelo para finalmente adoptar una pose de lucha.

-¿Quieres información, niño?... ven a buscarla…

Tras un largo rato de ir de un lado a otro, pude dar con el nombre de Whitepony y posteriormente con su ubicación, se encontraba en el ala de observación de los prototipos BIG. Tuve que hacerme de una tarjeta de identificación para poder acceder hasta aquel sector de la base. Yo estaba listo para enfrentar a la muerte y a medida que me acercaba al encuentro con Whitepony me daba cuenta de que estaba saliendo todo demasiado fácil… no había personal en los pasillos, ni ninguna clase de guardias, a medida que avanzaba la sensación de soledad se acrecentaba de forma alarmante, tanto que comencé a sudar como un cerdo que sabía que iba a ser sacrificado en el matadero. Me detuve justo frente al acceso del cuarto de observación, eché un vistazo a mi pistola, respiré hondo y finalmente entré……..

Ante mis ojos apareció un hombre de contextura maciza, era bastante alto, llevaba boina militar y observaba con cierto aire de frustración por una ventana hacia los dispositivos BIG que se ensamblaban en un nivel mas abajo.

-¿Dónde está Old Snake?- me preguntó Whitepony dejándome totalmente desconcertado.- Tú les has asistido en su camino hasta acá, pero… ¿Dónde está él?

-Él… él está oculto, Whitepony…- le respondí intuyendo que el juego había terminado.

-Lástima…, me hubiese gustado mucho charlar con él… aunque fuera por última vez… supongo que han venido a detener lo de los prototipos BIG, ¿no es así?

-Así es.- contesté apuntándole con mi arma de forma decidida.- escucha, no quiero jalar este gatillo, pero en mi interior estoy rogando para que nos facilites las cosas.

-Me parece sensato.- contestó.- Ten, esto era lo que buscaban.

Acto seguido me arrojó una unidad de almacenamiento externo para conectar a un PC, similar a un pendrive. Lo cogí en el aire con mi mano izquierda.

-Ahí está la base de datos que buscaban sobre todos los prototipos BIG, mas planos, diagramas, etc.

-Escucha, no soy tonto… ¿es una trampa?, ¿porqué nos estás ayudando, Whitepony?

-Porque en primer lugar… no soy ese tal “Whitepony”

-¿Ah no?... entonces, ¿Quién es Whitepony?

Aquel sujeto me apuntó hacia un rincón en donde yacía el cadáver de un hombre de edad avanzada, cuya herida en su pecho supuse le había provocado la muerte. Whitepony estaba muerto, entonces… ¿con quien demonios estaba hablando?

-¿Quién eres?....- pregunté confundido ante la situación que se me presentaba.

-Ni yo mismo lo sé…- me contestó. Luego se dio vuelta hacia mí con la clara intención de despedirse.- Creo que Snake nos hubiera contestado a ambos esa pregunta. Dale mis saludos…

Justo cuando pasó a mi lado se detuvo para advertirme una última cosa:

-Por cierto, mis hombres depositaron explosivos en este lugar… estallarán dentro de 7 minutos, les aconsejó largarse lo antes posible.

Acto seguido, aquel sujeto abandonó el cuarto y de ahí jamás he vuelto a verle hasta la fecha. Recuperándome de la impresión y del extraño encuentro, me largué con la intención de encontrar a Snake lo antes posible, debía decirle sobre la bomba. Llegué hasta el cuarto donde habían encerrado a Hunter Headen rogando que por favor se encontrara ahí, y felizmente así fue… aunque “felizmente” no ceo que sea la apalabra correcta para describir lo que vi. Old Snake y Hunter Headen se encontraban peleando de forma bastante violenta cuando entré a la habitación.

-¡Te haré jirones la columna, maldito anciano!- amenazaba Hunter a un extenuado y malherido Snake.- ¡Oh!, ha llegado el príncipe, jeje… esto se pondrá muy interesante… mataré a ambos por el mismo precio

-Hunter ya basta…. Debemos largarnos, no hay tiempo para esto…- le dije.

-¿Tiempo?... ¿qué es el tiempo sino una mera ilusión provocada por el hombre y su nefasto intento de querer controlar el curso de su vida y los acontecimientos?, muy mal, Leon…. ¿intentas persuadirme?... inténtalo de nuevo.- me dijo con sus ojos de loco mientras escupía al suelo.

Era imposible razonar con el “yo interno” de Hunter Headen, mientras estaba en ese trance se convertía en otra persona, mucho más fuerte y ágil… un verdadero dolor de cabeza.

-Snake, una bomba estallará dentro de 5 minutos, ayúdame a sacar a Hunter…, por favor.

-¿Una bomba estallará?, diablos, Kennedy ¿Qué fuiste a hacer?

-No fue idea mía, luego te explico….- le contesté mientras me fijaba en la bilis chorreante que brotaba de la boca de aquel orate.- por favor, ayúdame con Hunter.

-Tu amigo me ha roto ya un par de costillas, Kennedy… mas vale que valga la pena esto.


La lucha contra Hunter Headen fue realmente indescriptible, dos hombres contra uno y no logramos hacerle caer al suelo. Parecía que solo jugaba con nosotros, que tenía todo bajo control… era una situación muy estúpida, pues íbamos a morir producto de la bomba que estaba próxima a estallar y esa cosa no aflojaba en lo más mínimo. La situación terminó de ponerse fea cuando Snake cayó al suelo y Hunter puso su pié sobre su garganta para que no se levantara, luego aprovechó mi nerviosismo para llevar sus dos manos a mi cuello… comenzó a estrangularme.

-¿Ves mi rostro, Leon?... es el rostro de la muerte….- me decía mientras hacía cada vez más presión sobre mi cuello.- muerte que llevo en mis entrañas… en mi ser, en mi interior, dentro del cual no llevo más que hambre y dolor… locura y putrefacción, de eso estoy hecho….

Hunter continuaba con su monólogo de incoherencias, mientras un hormigueo comenzaba a recorrer mi cuerpo, sin duda eran ya los síntomas de la asfixia… de pronto pude notar que Snake intentaba darle patadas a Hunter Headen, yo también comencé a hacerlo, pero era inútil… finalmente la criatura retrocedió asombrada y nos soltó a ambos.

-Dame tu arma, yo lo mato….- me dijo Snake poniéndose de pié.

-No puedo creerlo…- dijo de pronto Hunter Headen bastante emocionado.- ustedes dos, mis preciosuras…. Son como yo, jamás se rinden, ¡oh, my cat!- exclamó feliz de la vida.

-¿Y a este que le pasa?- peguntó Old Snake.

-Ni idea…-le respondí sobándome el cuello.- ¿Qué sucede, Hunter Headen?

-Jejejeje… ¡se acabó el show, muchachos!, Tú y el anciano me han hecho ver que son my parecidos a mí, digo… aún cuando estaban a punto de morir insistieron con sus golpecitos de niña jajaja, ¿no se dan cuenta? ¡ son de lo más adorable que he visto!, ¡alegrense, son libres!

Luego Hunter nos abrazó a ambos y nos besó en la mejilla.

-Ahora me voy, los dejo con el insufrible y patético hombre que alberga este cuerpo… pero aún cuando me encuentre preso en el cerebro y en los pensamientos de este sujeto, los recordaré, y eso mis gatitos angora, me reconfortará….jejeje, chau, chau, chauuuuuuuuuuuuuuuuuu

Finalmente la cosa que habita en el cerebro de Hunter Headen volvió a su cárcel interna, pero antes de ceder su cuerpo al hombre al que pertenece deben pasar unos minutos en los cuales sufre un breve lapso de inconsciencia.

-Ya está, vamos… ayúdame a cargarlo hacia fuera…- le dije a Snake.

Apenas y alcanzamos a salir unos segundos antes de que todo aquel recinto militar volara en mil pedazos, sin duda ese extraño hombre hablaba con verdad. Le conté todo a Snake sobre aquel sujeto y pareció reconocer al instante de quien le hablaba aunque no se porque sentí que no deseaba que yo supiera quien era…

Hunter Headen volvió en sí a los pocos minutos mientras esperábamos el rescate dispuesto por filantropía en las profundidades del bosque, fue sorprendente, era otro hombre… hizo las pases con Snake y se disculpó por todo.

-Leon, quisiera agradecerte…- me dijo estrechándome su mano.- no cualquiera hubiese hecho lo que tú hiciste por mí.

-Está bien, Hunter… ¿estarás bien ahora?

-Sí, pasará un largo rato hasta que esa voz no vuelva a molestarme otra vez… es una pesadilla, ¿sabes?

-Lo imagino…- contesté apoyando mi mano sobre su hombro.- hey, cualquier cosa que necesites…. Intenta ubicarme, ¿de acuerdo?, yo te puedo ayudar.

-Gracias, Leon. Viví mucho tiempo engañado por esta voz, me obligaba a dejarle salir diciéndome que necesitaba sangre ya que sin ella mis órganos internos de pudrirían…, en fin, merezco la cárcel… maté a mucha gente inocente, primero al fiscal y luego a los hombres en aquel avión.

-Haré todo lo posible para que consideren los tormentos de los cuales has sido víctima, y yo al igual que tú, también deberé enfrentar a la justicia… estoy culpado de traición a la patria, ¿recuerdas?

-Dios bendiga a Norteamérica…- ironizó de pronto Old Snake.- todavía puedes dejar de rendirle tantas cuentas al tío Sam, Kennedy, y unirte a nosotros….

-Lo consideraré, Snake…- le contesté sonriendo.- cuida mucho la información del dispositivo externo.

-Es oro puro, así lo haré.- me dijo mientras masticaba su tabaco.

-Ha sido un privilegio verte trabajar.

-Lo mismo digo…- me contestó mientras en el cielo ya divisábamos el helicóptero de rescate.


Un infierno me esperaba en casa. He asistido ya a 3 audiencias donde he tenido que explicar todo delante de las principales autoridades del país, pasado mañana debo ir a una última en donde (para mi favor) habrán veedores internacionales y ahí las ratas que hacen de la guerra un sucio negocio ya no pueden seguir escondiéndose…

Y es que tal como me dijo Snake… “las guerras han cambiado”




FIN




... ¿quien diablos fue el que nos ayudó?

LEON S. KENNEDY 02:20 A.M.


Creative Commons License
El diario de Leon S. Kennedy by Marcelo Carter is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 3.0 Unported License.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

"No hay mucho que hacer con los psicópatas mas que meterles un balazo antes que salgan con alguna idiotez" <---- Increíble Frasee!!
Y GRANDIOSO FINAL! Pasé de abrir los ojos así O.O a reírme como tonta a carcajadas xD
Creo que ya di mi opinión en varios lugares x hoy, asíque me retiro dándote una última felicitación, Marce!
Ojalá publiques pronto!
Besos!

Mery ;)

Lady Bateman & Puppeteer Raven dijo...

muy buena conclusion marce!, me mate de risa con la despedida de la contra parte de Hunter xD
a por cierto, ya que sos de los pocos interesados en los viejos blogs, Puppeteer y yo posteamos historias en nuestros respectivos blogs xD .. empieza con puppeteer y termina en faceless psycho, es un nuevo hilo que empece a crear hace poco :D

Saludiines!

Marcelo Carter dijo...

Muchas gracias, Mery y Lady, acabo de ver tu blog jeje. Gracias por leer y dejar su comentario, debo hacer hincapié en que el personaje de Hunter Headen pertenece a Georgina, cuyo blog está linkeado en este sitio en la recomendación de sitios interesantes. Las diferencias que puedan existir entre el personaje que han visto en el transcurso de esta historia con el que se encuentra en el blog de Georgina, tienen que ver específicamente por un asunto de contexto con esta trama en particular y no hay ninguna mala intención ni nada de eso de por medio u.u


Un saludo y gracias a todos por comentar ^^

Lady Bateman & Puppeteer Raven dijo...

gracias por pasarte al blog Marce :D
George si, es el unico que no es un loco psicopata, un bipolar o un idiota xD
para ponerle puntajes a tus entradas entra a Diseño, vas a donde dice "entradas del blog" pones editar, y en la pagina emergente, justo abajo de "Edicion Rapida", te tiene que aparecer.
aunque mira que ciertos javascripts no van con las plantillas viejas.
ah por cierto, ya que estamos con las consultas xD, como pusiste el "+1" como gadget en tu blog?

Marcelo Carter dijo...

Gracias Lady!

Sobre lo del +1 mira que no recuerdo la página exacta, pero es una herramienta del google ads, el botón +1, buscando cosas para el blog en google, lo vi en una página, me meti y me dieron un hltm para pegar aquí. En lo personal, encuentro que es un gadget super inútil... no sube del 1 u.u

en fin, jaj lo dejo a tu criterio. Un saludo y gracias por tu respuesta, saludin ^^

Georgina dijo...

muy buena marce... jaja me dio un poco de gracia ver a Hunter así! jaja Mil disculpas x el dibujo! en verdad quería mandarlo y recibir la cajita... :(! pero como me temía lo hice a las apuradas y quedo como el cu...! ojala y halla algún otro concurso luego!
saludos!!

Marcelo Carter dijo...

Pero, Georgina, aún puedes enviarlo, dale no temas. En serio.

Un saludo.