viernes, 8 de julio de 2011

Patriotas











CAPITULO 2





El avión nos llevaba a un reducido contingente militar y a mí a un secreto centro de operaciones en Asia, todo parecía fácil en el papel… solamente escoltar una canica que controlaba la energía de cualquier prototipo BIG alrededor del mundo. Si, lo reconozco la tecnología me ha venido pillando este último tiempo.

-Así que sin esa canica de poco y nada les servirá el BIG-X26 a Filantropía, ¿no es así?- le comenté a Jonson, capitán a cargo del contingente militar.

-Eso dicen, yo no sé que le ven tanto a esa cosa… tanta importancia por una estúpida canica.- me alegaba de forma sobreactuada.- Mis muchachos y yo somos felices solo con mantenerles el trasero a salvo.

-No subestimes el poder de una canica, Jonson.- le contesté.

Llegamos a eso del mediodía al aislado y desierto centro de operaciones asiático. Una tormenta de arena se veía a la distancia y descendimos del helicóptero de forma rauda, el ministro de defensa de Japón se encontraba ahí para recibirnos.

-Me disculpo en nombre del gobierno norteamericano por esta clase de exigencias.- le dije al ministro y a su traductor mientras estrechaba su mano.- Pero tenemos razones sólidas para creer que filantropía comenzará una incesante búsqueda por la canica, y este lugar es perfecto para esconderla mientras las aguas se calman…

Después de un breve diálogo entre el ministro y el traductor, este último se dirigió a mí.

-El ministro dice que es un gusto siempre colaborar con los Estados Unidos en este tipo de materias, y que es mejor entrar a la base ya que la tormenta parece acercarse…

Entramos y se trataba de un lugar mas bien abandonado y sucio, se le podía comparar a un enorme galpón que hace años nadie barría ni visitaba, en pocas palabras… era perfecto. Escuché que el ministro y el traductor volvían a intercambiar palabras.

-¿Está seguro de que este lugar le parece bien?- me preguntó el traductor.-El ministro lo encuentra bastante sucio…

-No, así está bien, así fue como lo pedimos.- contesté.- las condiciones de este lugar lo hacen perfecto para ocultar la canica, nadie siquiera podría sospechar sobre este lugar…


-----------------------------------------------------------------------


Lleva horas esperando bajo una caja, de hecho hasta eso le da tiempo para dormir una pequeña siesta. El robot espía se encuentra monitoreando toda la entrada desde una viga del techo y eso le da toda la información que necesita… 6 soldados de los cuales 1 de ellos le dará todas las facilidades para cumplir con su objetivo, mas un agente del gobierno llamado Leon Scott Kennedy. La cámara del robot-espía no ha sido muy clara en delatar la posición de la canica, al parecer se encuentra en el maletín que lleva Kennedy en sus brazos. Desde esa posición, sin moverse de debajo de la caja puede observar todo a través del robot en miniatura, sin embargo al cabo de unos segundos el robot falla, al igual que su visor de pantalla y su reloj digital… “Un sistema de neutralización de energía, que ingenioso…”, piensa desde su escondite, “además del contador de armas, han dispuesto en el lugar bloqueadores para cualquier clase de aparato electrónico”. Así es, al llegar al lugar lo primero que descubrió fueron los sensores que hacen un conteo de armas una vez llegado el comité, es decir acusa al instante si además de las armas traídas por Kennedy y los soldados ingresa otra al perímetro por lo que ha tenido que infiltrarse totalmente desarmado, pero no había reparado en el bloqueador de energía estática. “Es lo de menos”, piensa mientras comienza a salir de la caja de cartón…

Activa el mimetizador de su traje con el medio ambiente en el que se encuentra y lentamente su cuerpo se vuelve rojo carmesí, igual que los ladrillos que están tras él… todo esto mientras se fuma el último cigarrillo antes de comenzar su trabajo. Se mueve y agazapado se desliza junto a un oscuro y tenue pasillo que conduce a un montón de barriles, los utilizará para subir al entretecho, desde allí observará todo el panorama. Una vez arriba contempla todo a través de las distintas brechas, Leon Scott Kennedy se encuentra en un cuarto con una pequeña camilla… sobre ese cuarto hay un montón de cajas y fierros, parece que es un lío intentar meterse a ese entretecho, al parecer Kennedy descansa recostado sobre la camilla y ha dejado el maletín con la canica sobre una mesita. Más a la derecha logra distinguir un depósito de nafta semi-sellado al cual nadie hasta el momento le ha prestado demasiada atención. “Ahora todo es cosa de crear una distracción, veamos si es tan idiota como yo creo que es…”, se dice mientras le da una última quemada al cigarrillo en sus labios. Se prepara y finalmente arroja su cigarrillo encendido a la nafta, en cosa de segundos explota… pero no con la fuerza que él esperaba, sino a una escala más pequeña. De igual forma la distracción se produce y todos los soldados más aquel que está de su lado acuden a ver dicha explosión. Es el momento… Leon Scott Kennedy se ha puesto de pié y asustado sale del cuarto para ver que sucede olvidándose por completo del maletín… “es perfecto”, piensa, luego algo le da mala espina… “un momento, lo ha dejado solo… esto es demasiado fácil”, piensa mientras analiza la situación, mas en ese instante Kennedy regresa corriendo y coge el maletín fuertemente entre sus brazos esbozando una sonrisa nerviosa, luego vuelve a salir del cuarto…

“Bien, es un idiota”, piensa. “Lo abordaré cuando regrese”. Pasan unos minutos y todo vuelve a la calma, los soldados han aumentado el nivel de alerta y Kennedy finalmente regresa a esa habitación completamente solo cargando el maletín. Apenas ve que cruza el umbral de la puerta sale de su escondite y se deja caer silenciosamente en el pasillo… corre y sorprende a Kennedy por la espalda, le coge del cuello….


----------------------------------------------------------------------------



… finalmente se mostró, me sorprendió entrando de regreso al cuarto y me cogió por el cuello, apenas rozó mi chaleco antibalas con su cuerpo una descarga de eléctrica de casi 100 voltios lo sacudió y lo arrojó contra una de las paredes semi- aturdido.

-Sorpresa…- le dije apuntándole con mi arma de servicio.- ahora si eres listo, pon tus manos sobre la cabeza y no te muevas.

Pero Old Snake no me hizo caso, solo me sonrió y me miró de forma desafiante a través de su rostro arrugado decorado por una que otra cicatriz.

-Oh, sí… ya recuerdo.- le dije otra vez.-Ahora es cuando el doble agente que trabaja para filantropía y que está infiltrado en nuestro equipo viene y me amenaza con su arma, ¿no?

Justo en ese instante a mis espaldas apareció Martins y los demás hombres, traían a Jonson maniatado y totalmente desarmado.

-¿Ves?, malas noticias, amigo… este ya no es tu juego…-le advertí mientras accionaba el interruptor que había en el muro simulando ser el de luz, pero en realidad dejaba caer los barrotes de titanio que convertían el espacio donde se encontraba Old Snake en una jaula. Quedó atrapado, mi trampa había funcionado a la perfección.

-Espero te acostumbres a esos barrotes, serán tus únicos amigos de ahora en adelante…- le dije mientras que con Martins y los demás muchachos nos felicitábamos, de hecho uno de ellos era un alto oficial del pentágono quien simulando ser un soldado raso había seguido la farsa y había confiado en mi trampa.

-Bien hecho, Leon… - me felicitó con un abrazo.- Fue difícil detectar a Jonson como el doble agente que nos vendía a filantropía, y tú, tú te cobraste tu revancha y atrapaste a este infeliz.

-El que ríe al último ríe mejor, señor.- le contesté.- Pero ahora viene lo más difícil… hacerle hablar, por la edad que debe tener, su rostro demacrado y duro… me parece que es de los tipos “no tengo nada que perder”, y esos son los peores.

-Ya cantará…- me dijo y ambos nos quedamos observando a Old Snake.- todos cantan…

Sin embargo Snake solo se limitó a sentarse en un rincón y a guardar silencio por el resto del día.

Cuando ya era de noche y esperábamos al resto del contingente militar de los Estados Unidos a que llegara, Snake se dirigió a mí desde el interior de su jaula.

-Kennedy… hey, Kennedy, ¿tienes un cigarrillo?

-No, no fumo… lo lamento.

-Dime algo… solo para quedarme tranquilo, lo de la canica… no era tal, ¿verdad?- me preguntó con voz grave y rasposa.


Yo sonreí y me dirigí al maletín, saqué la canica y la pateé con todas mis fuerzas contra uno de los muros partiéndola en dos.

-Así es, jamás ha existido una canica superpoderosa…, no te ofendas, todos alguna vez en la vida hemos sido tomados por tontos… Jonson se creyó completamente lo de la canica y no dudamos ni un instante en que te volveríamos a ver…

En ese instante Old Snake se puso de pié y se acercó a los barrotes.

-Elige… ¿amigo o enemigo?

-¿Cómo dices?

-Hay cosas que deberías saber sobre el tratado bio-armamentista entre Japón y EEUU, no quedarte con lo que ellos te venden…¿entiendes?, tienes que verlo de mi lado.

-Oye, parece que mi actuación de idiota te ha confundido…- le contesté.- ¿crees que caeré en tu trampa?

-Estás mal, niño… en el mundo ya no existen banderas… a mí ninguna me acoge y ninguna me protege…

-Lo sé, eres muy “popular” entre las autoridades…

-Pero tú pareces estar muy conforme sirviendo al presidente y a sus ministros… es tu chance de abrir los ojos… por eso quiero que elijas en este instante si eres mi amigo o mi enemigo…

















¿Amigo o enemigo?


Elige en la encuesta si Leon y Snake deben enfrentar esta historia trabajando en equipo como amigos... o si deben enfrentarse uno contra el otro, siendo enemigos.



Creative Commons License
El diario de Leon S. Kennedy by Marcelo Carter is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 3.0 Unported License.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Mmmmm en un principio quise qe fueran enemigos.... Pero seria muuucho mas interesante verlos trabajando juntos, no? Bueno, "verlos" en mi imaginación (qe x suerte es muuuuy amplia)!
Siento qe Leon puede aprender muuucho de Old Snake! :D
Geniaaal, Marce!!! n.n

Mery ;)

Lady Bateman & Puppeteer Raven dijo...

se sintio raro leer esto con True Faith de New Order de fondo o.o .. pero me encanto el capitulo >.< de verdad qe le tomaron el pelo al viejo ii sabio snake u.u
ya vote ;D .. saludiines espero la proxima!

Marcelo Carter dijo...

jeje, un saludo y muchas gracias Mery y Lady B por pasar y dejar su comentario ^^, gracias también por votar. Hay plazo hasta el martes para ver si la historia continua con ellos como amigos o enemigos.

Georgina dijo...

muy buen cap! coinsido con anonimo... creo que sera mas divertido que trabajen como ekipo! saludos!

Raymond dijo...

el argumento de snake me parecio un poco pobre como para convencer a leon de ser amigo o enemigo, pero me da curiosidad saber que tiene que mostrarle snake a leon, y me da la impresion de que va a ser emicionante, asi que "amigos"

Brian dijo...

uh yo voto por amigos aver que pueden hacer juntos puede aprender mucho Leon de el, saludos marce y espero la proxima historia eeeh