martes, 11 de enero de 2011

LxL













CAPITULO 1





“Scott es un idiota”

“Siempre lo fue, siempre lo ha sido y siempre lo será”




----------------------------------------------------------------------

Un automóvil federal venía a toda velocidad por las calles de la gran ciudad. Un crimen se ha cometido y por las características de éste el gobierno decidió tomar cartas en el asunto. Finalmente el automóvil se detuvo frente a un lujoso edificio de departamentos.


-Más vale que sea importante…- dijo Leon S. Kennedy descendiendo del vehículo con prisa.- Mañana me darán vacaciones… ¿Kevin, sabes desde hace cuanto tiempo no me tomo vacaciones?


-No lo sé, ¿desde cuando?- preguntó el otro agente.


-No recuerdo, pero es desde hace mucho tiempo.


Ambos entraron casi corriendo al edificio y se dirigieron posteriormente a los ascensores.


-Bueno, ¿vas a decirme de qué va esto o quieres verme la cara de sorpresa al llegar?- preguntó Leon.


-¿No reconoces este edificio?, son departamentos exclusivos para gente adinerada… aquí por lo general residen políticos y estrellas de televisión.


-Oh…


-El senador republicano Frank Leigh vivía en el décimo piso, de hace mas o menos un año.


-¿”Vivía”?


-Así es, fue encontrado decapitado hoy por la mañana…


Ambos agentes federales subieron hasta el décimo piso, en el apartamento se encontraba personal del equipo forense trabajando junto a algunos oficiales de la policía. Un detective salió al encuentro de Leon y Kevin.


-Caballeros, que bueno verles.- les saludó el detective Kinderman.- El cadáver del político más insufrible y desagradable que ha conocido este país les espera sin su cabeza.


-Kinderman, tenga un poco de respeto…- le dijo Kevin mientras se dirigían al cuerpo.- el senador Leigh no era el mejor ejemplo de ser humano íntegro, pero no vaya a ser cosa que lo escuche desde el más allá…


-No hay que tenerle miedo a los muertos sino a los vivos.- Diciendo eso, el detective Kinderman quitó la manta que cubría el cadáver del senador Leigh dejando ver el sangriento cuadro. La cabeza del senador había sido puesta bajo su brazo izquierdo como si la estuviera cargando, y su mano derecha emulaba con sus dedos la señal de “victoria”.


-Mmm… qué apropiado.- comentó por lo bajo Leon S. Kennedy.-¿Y Qué dicen las cámaras de vigilancia?


-No funcionan desde la semana pasada, la empresa a cargo quedó de venir por estos días a solucionar aquello según nos ha dicho el administrador del edificio. En todo caso tenemos ya un perfil del sospechoso… es por ello que las autoridades te han conferido este caso a ti, Leon.


-¡Ja!, ¡ni loco!- respondió este alejándose unos pasos.- Estoy por irme de vacaciones… ¿tienen ustedes dos alguna idea desde cuando no me tomo unas malditas vacaciones?


Kinderman y Kevin menearon la cabeza.


-Pues no lo sé… pero es desde hace mucho tiempo…


-Leon, Te han asignado este caso porque el gobierno lo considera un serio peligro para el país… la orden viene directamente desde arriba.- Insistió Kinderman.


-Las cámaras no grabaron absolutamente nada, y conociendo al senador Leigh… te puedo asegurar que la lista de enemigos y sospechosos puede ascender a unos ¿mil millones?, este caso me va a tener como mínimo meses tras un fantasma, es por ello que no puedo aceptarlo.- Contestó Leon.


-Te repito que ya tenemos un perfil hecho. Te lo digo porque hace dos días atrás fue encontrado el cuerpo sin vida del congresista Mark Mcguire,… buscamos a una mujer joven…, atractiva y muy lista. Ya van dos políticos asesinados a sangre fría… es por ello que el estado nos tiene de cabeza en esto. No nos falles, Leon.



-----------------------------------------------------------------------




“Carol, ¿será que cuando acabe con esto podamos estar juntas otra vez?”




















Una chica se dirigía en motocicleta hacia una lujosa mansión, llevaba un enigmático casco negro y vestía completamente de cuero negro. Al llegar las puertas del frontis se abrieron automáticamente permitiéndole acceder hacia el hermoso y bien cuidado antejardín. La mujer descendió del vehículo y caminó en dirección a la entrada principal de la mansión en donde un hombre de edad madura le esperaba en bata.


-Hola, preciosa… ya estabas tardando.- le dijo cuando ella entró en la mansión.


Una vez en el interior el hombre se acercó a un mini-bar y se sirvió un trago, mientras la chica solo permanecía de pié observándole en silencio bajo aquel enigmático casco negro.


-Nena, ¿porqué no te quitas ese casco?... déjame ver tu rostro.


La muchacha aceptó sin mayor problema y se quitó el casco de su cabeza permitiendo ver su rostro. Tenía una tez bastante blanca que rayaba en la palidez, contrastaba de algún modo con su cabellera roja. Sus labios se curvaron para expresar una leve sonrisa.


-Eres hermosa… y joven, ¡como adoro a las jovencitas como tú! Jeje.


-Y yo adoro complacer a hombres grandes como tú.- respondió la muchacha rodeándole el cuello con sus brazos. De pronto se quedó observando al techo.- ¡Oh, por Dios!... ¿porqué hay una mancha de sangre en el techo?


-¿Eh?, ahí no hay nada… ¿qué dices?- preguntó el hombre intentando distinguir alguna mancha en el techo blanco.


Súbitamente la mujer golpeó al hombre en los testículos y este se arrodilló del dolor, luego le cogió por los cabellos y rebanó su garganta con un puñal que traía escondido bajo los guantes. La fuerza del mortal filo hundiéndose en la piel disparó un chorro de sangre que salpicó el techo.


-¿Ahora si la ves?- preguntó la mujer abriendo sus extraños ojos amarillentos.


El hombre quiso contestarle algo, intentaba hablar desesperadamente, pero tanta era la sangre que brotaba por la herida de su garganta que apenas y podía respirar… finalmente murió desangrado en el suelo.


-Agradece que contigo fue rápido.- dijo mientras ubicaba un número en el teléfono móvil que llevaba consigo. Una voz masculina le contestó del otro lado.- Soy Lilith, ya está hecho el trabajo ¿Dónde diablos está Scott?


-Tranquila, Lilith. A su tiempo…- le contestó la voz.- Reunámonos en el muelle mañana al mediodía, ¿qué te parece?


-Mejor te atravieso el cráneo con una bala, ¿te parece?


-Uh jaja, tranquila… no soy yo a quien ahora buscan los agentes del gobierno… mañana, al mediodía, en el muelle.


Lilith se sentó sobre el cadáver de su tercera víctima con un dejo de cansancio y desánimo. No pudo evitar pensar en el rastro de sangre y decapitaciones que había cometido los últimos días.


“Esto no es nada”, “no es nada comparado a lo que estoy acostumbrada a hacerle a esta clase de sujetos”… “pero estos son sujetos importantes”… “ahora todo el país se está fijando en mí…”


Un sentimiento equivalente a la preocupación invadió su mente.


“Scott… eres un idiota…”, pensó.





PRÓXIMAMENTE CAPITULO 2



Creative Commons License
El diario de Leon S. Kennedy by Marcelo Carter is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 3.0 Unported License.

7 comentarios:

Brian dijo...

Buena historia para empesar el año Marce excelente la verdad saludos

ARTURO GARCIA dijo...

quien sera esta chica en realidad??!!
sera mi novia ADA ;)
buen inicio de año amigo un abrazo, felicidades por tu blog

Lady Bateman & Pupeteer Raven dijo...

KYAAAAA!!! QUEDOOO RE CHUUUCHIII MAARRCEE!!!! >.< te sarpaasteee =3 jajajja i fucking love it, but.. she's more agressive :O igual, como siempre.. es genial :O

Marcelo Carter dijo...

Muchas gracias, amigo Brian y tambien a ti te agradesco arturo, jeje temo que no se trata de ADA... es un personaje que bien vale la pena descubrir...

Lady & pupeteer! que genial que les ha gustado. Lilith tiene un "algo" que me gustaría potenciarle. Ya pronto se viene la 2da entrada y espero seguir respetandoa vuestro personaje u.u


saludos y gracias! :)

Lady Bateman & Pupeteer Raven dijo...

:O are u fucking kidding me? jajaja quedo re bien!! obvio que quedo tal cual es lilith ^^ y soy Puppeteer, mepa que Lady todavia no lo leyo.. :/ publique un cap nuevo en mi blog que quiero y ruego que leas, capas te ayude en la segunda parte :O !! besiitos, cuidate ^^

Marcelo Carter dijo...

gracias x tus comentarios! ire lo antes posible a tu blog a leer esa entrada. Te dejo un saludo y muchas gracias :)

Dav. Alberto dijo...

Muy Bueno "El Diario de Leon S. Kennedy", el año 2011 esta bien Bueno con las Historias,Hace Muy poco comencé a leer y ya lo leí todo, las historias solo te hacen leer y leer mas es como una obsesión xd, espero con ancias la 2da parte de "Las Plagas" (: