martes, 6 de septiembre de 2011

Aniversario



















CAPITULO 3



Mi frente comenzó a perlarse con gotas de sudor y la respiración gradualmente se me iba haciendo más difícil, a mi lado iban y venían personas… todas indiferentes, todas apuradas, todas ocupadas. Yo intentaba con todo mi esfuerzo atravesar aquel mar de rostros en plena calle hasta llegar al hall del edificio corporativo propiedad de Ark y Sherry, pero los nervios comenzaron a traicionarme… mi corazón se aceleró a mil por hora y mi vista poco a poco fue nublándose hasta ver todo gris y finalmente… me fui a negro.

Hasta hoy no puedo recordar muy bien que fue exactamente lo que soñaba hasta antes de despertarme en el interior de aquella oficina, pero sí recuerdo muy bien la desesperación y la angustia que se apoderaron de mí en aquel minuto en el que abrí mis ojos al despertar y grité:

-¡Claire!... ¡Claire aquí estoy!... ayúdame…

Luego miré a mí alrededor, me encontraba recostado en un sillón de cuero negro ubicado junto a la pared de una linda oficina. Poco a poco me fui calmando.

-Tu voz a través del teléfono me advertía sobre el paso de los años,… pero ahora que te veo… jamás lo habría imaginado.

Mis ojos se depositaron en el rincón oscuro de aquella oficina en donde surgía la voz, se trataba de una mujer ya madura, presentaba signos de una que otra cirugía en su rostro, lucía un distinguido traje de negocios,… tal parecía que Sherry se había convertido en una mujer muy poderosa.

-Sherry…., Sherry Birkin…- dije sin mucho asombro. No me costó nada saber que se trataba de ella.

-Estás viejo, Leon… ¿Dónde quedó el jovencito guapo que yo conocí?

-Se quedó allá atrás…- le contesté de forma seria.- jugando y riendo con la niña que tú solías ser. ¿Qué estoy haciendo aquí?

-Los guardias del edificio te encontraron en la entrada, suerte que yo me encontraba en el hall y te reconocí, así que pedí que te trajeran hasta acá hasta que te recuperaras.

-Bien, agradezco eso…- dije tan solo por decir algo. Luego quise ponerme de pié, pero un leve mareo volvió a sentarme en el sillón.

-Cuidado, la fobia que padeces está asociada a síntomas fuertes…

-¿Porqué sabes tú de eso?- le pregunté.

-Somos GLOBALCARE, la empresa de cuidado y seguridad mundial número uno de todo el planeta. Conocemos a cada ciudadano, sus nombres, edades, enfermedades, ocupaciones, alergias, historiales, y gracias a la señal GPS de nuestro chip de salud monitoreamos en directo sus ubicaciones actuales… y donde han estado.

-Bonita forma de convertir al planeta en una prisión…

-Agradéceselo a los bio-terroristas, Leon.

-No, no me gusta ser hipócrita. Nuestro gobierno no se diferencia mucho de ellos.

-Bien, no tengo ganas de discutir hoy día… mejor dime, ¿a que se debe tu visita? No me voy a creer que justo ibas pasando y te desmayaste.

-Quiero que me cuenten lo de Capcell…, todo lo de Capcell.

-Oh, ¿entonces estás considerando la idea de…

-No estoy considerando nada.- contesté de forma seca.- Solo quiero saber de qué se trata.

-Mientras estabas tendido sobre aquel sillón de 10 mil dólares, llamé a Ark… dentro de poco estará con nosotros…





















Y así sucedió, un hombre de cabellos blancos y barba canosa llegó a la oficina… se trataba de Ark Thompson. Su ideología radical y su resentimiento eterno nos hicieron enemistarnos hace varios años. Apenas y nos miramos, no nos dijimos nada, él se limitó a observar por una ventana hacia fuera mientras yo exponía mis preguntas.

-Capcell fue quien en el año 2027 provocó la tragedia de la isla Heigwiss, ¿recuerdas?, donde los animales y toda la fauna del lugar mutaron de forma grotesca atacando a todos sus habitantes… en esa ocasión Jill Valentine apenas logró salir con vida…

-Recuerdo lo de Jill…- dije en tono reflexivo.- pero ¿Por qué Capcell no ha sido detenida?, ¿Por qué la ONU no ha congelado sus cuentas bancarias y cerrado sus contratos?, ¿Tan poderosa es?

-Muy…- me contestó Sherry.-es una compañía que está blindada por los únicos 3 países que quedan del primer mundo…
-Ya veo…, ahora ¿es cierto que están operando aquí en esta ciudad?

-Hace casi ya 5 meses… si tú nos hubieras oído, quizás se podría haber evitado.

-Ustedes manejan todos mis datos… ¿acaso GlobalCare piensa que soy tan poderoso como Inglaterra?- pregunté con cierto sarcasmo.- lamento decirles que soy un hombre de 54 años de edad… retirado, herido y cansado. Estoy entrando a la tercera edad y lo único que pido es paz.

-Leon…- dijo de pronto Ark sin apartar su vista de la ventana.- ahora que Capcell está en la ciudad, ahora que has dado el primer paso de averiguar quienes son, ahora que puedes asimilar que la vida de tus seres queridos pueden estar también en peligro… ¿dejarás esa verborrea con la que te has estado excusando y nos ayudarás de una vez?

-Yo… lo pensaré…- dije finalmente con cierto pesar.

-Hazlo por Claire…- me dijo de pronto Sherry.

-¿Porqué por Claire?

-Oí que la llamabas, justo antes de despertarte… hay cosas que permanecen siempre en el interior y no se olvidan.

-Eso es cierto. Tantos años… juntos ella y yo, uno no puede evitar tener pesadillas sobre esos momentos difíciles, los viejos tiempos…-le respondí.- tú deberías ir a verla en vez de hablar tanto de ella.

-Lo he hecho, he dejado rosas en su tumba.

-Oh, así que eran tuyas las rosas amarillas que siempre veía… nunca lo hubiese imaginado.

-Ustedes salvaron mi vida, ¿recuerdan?- me preguntó de pronto con cierto tono.

-Cómo olvidarlo…, bien, los llamaré dentro de unos días. Adiós.

En ese momento pasé junto a Sherry y ella me agarró firmemente de mi muñeca, me atrajo a su lado y me dijo:

-Nunca te agradecí por lo de aquella vez…

Depositó sus labios en los míos y nos besamos, fue un beso tan extraño como largo. Ark nos miraba de brazos cruzados.

-Gracias…- me dijo finalmente.

Yo no respondí, solo salí de aquella oficina.








... dolor...


LEON S. KENNEDY, 00:21 A.M.

Creative Commons License
El diario de Leon S. Kennedy by Marcelo Carter is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 3.0 Unported License.

5 comentarios:

Lady Bateman & Puppeteer Raven dijo...

"Se quedó allá atrás…jugando y riendo con la niña que tú solías ser."
me re destruyo esa frase :/ aparte que justo andaba escuchando "dead or alive" de Bon Jovi... lindo lo mio, pura depresion xD
muy buena la historia, espero con ansias la proxima >.<

xXAbDaLaXx dijo...

OMG D: lei los 3 capitulos, no puedo creer lo lejos que has llegado !! D: mataste a Claire Redfield! D: wow eres el primer escritor que mata a un personaje y logra cautivar mis ansias de más al mismo tiempo! D:

¿como le haces para ser tan bueno eh?

a que me extrañaste eh marce n.n, un dia de estos pasa por msm y hablamos un rato, vale? xD

Saludos! esta historia tiene mucho por delante. no la perdere de vista. ;D

Marcelo Carter dijo...

jeje, mil gracias Lady, sep... bajo esta historia burbujean sentimientos bastante tristes y oscuros, solo que Leon parece querer esconderlos y sufre por ello.

Gracias, amigo Abdala. Lo de matar a Claire fue un riesgo, pero hay que considerar que esta historia se iba a quedar en su 1er capitulo, luego vino la idea de alargarla jeje. Hablamos por msn, por supuesto que se te extrañaba :B

Saludos a ambos y gracias ^^

Rouse dijo...

Cada vez me inquietas mas Marcelo, es una tortura esperar a que saques la continuacion de esta historia, ya quiero leerla y emocionarme con la historia de Aniversario, que sucedera ahora?, es excelente tener a tan buen escritor como lo eres tu, muchas gracias, nos has dado en cada historia lapsos de aventura, emocion, accion y en ocasiones tristeza, y todo eso en lo personal me encanta, Saludos Marce. Un beso

Marcelo Carter dijo...

jeje, muchas gracias, Rouse. Para mí es igual de tortuoso no poder poublicar de forma más seguida, pero bueno... la vida es dificil u.u, si tan solo cada uno de uds. pinchara en la publicidasd de google ads 1 millón de veces cada uno, podría pasarmela aquí en el blog jajaj, nah broma, no lo hagan u.u

Este miércoles sin falta se viene la 4ta entrada, saludín.