domingo, 22 de diciembre de 2013

Nos patina el coco


 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Fue una solución parche. Algo apresurado e improvisado para saber qué demonios había pasado con nosotros.

Nos enviaron de urgencia a un monitoreo psiquiátrico y yo esperaba mi turno junto a dos hombres más en la salita de espera. Fue todo tan rápido que ni siquiera nos dio tiempo para cambiarnos, llevábamos puestos trajes de combate y aún portábamos nuestras armas. La secretaria del loquero nos miraba de vez en cuando de reojo y asustada seguramente preguntándose “¿qué demonios hacen estos tipos aquí?” , en cambio a mí me preocupaba más la hora…, Sussman, uno de nuestros compañeros, ya llevaba más de 20 minutos con el psiquiatra.

-Oh, Dios… ¿porqué diablos tarda esto tanto?- pregunté finalmente llevándome ambas manos al rostro.- ¿No nos pueden dar vacaciones y ya?

-Sussman debe estar intentando convencer al psiquiatra.- me contestó Dwight.- Creo que tenemos al menos para una hora.

Acto seguido la puerta del despacho se abrió y apareció Sussman, ya había terminado su entrevista.

-Es su turno ahora, señor.- me dijo de pronto la secretaria.

Me levanté con prisa y me dirigí al despacho, me crucé con Sussman pero él ni siquiera levantó la vista… parecía estar muy ofuscado. Entré y me recibió el doctor quien me invitó a recostarme sobre un largo sofá, no pude evitar sonreír por la escena, ah pero antes me pidió dejar mis armas sobre una mesa.

-Bien, Apellido y nombre.

-Leon… Kennedy.- respondí.

-¿Su apellido es Leon y su nombre es Kennedy?

-No, disculpe… Ahm… Kennedy… Leon Scott.

-¿Edad?

-25 años.

-¿Consume drogas?

-¿Se refiere a drogas ilegales?

-Sí, drogas duras.

-Hmmm…. Nop.

-Ajá, ¿hay algún historial de enfermedades psicológicas en su grupo familiar?- me preguntó.

-¿Cuál grupo?

-¿Disculpe?

-Digo… no, la verdad no.

-Bueno, cuénteme entonces ¿qué fue lo que ocurrió?

-Bien….. mis compañeros y yo nos encontrábamos en Raccoon City, creo que usted ya ha oído hablar de esa ciudad, y estábamos de lo mejor cumpliendo con nuestras obligaciones… liquidando a una que otra persona zombificada cuando en un callejón lo ví.

-¿En un callejón lo vió?- me preguntó incrédulo.

-Así es, lo ví bajo un farolito. Estaba allí… mis compañeros luego también lo vieron y lo incluimos posteriormente en el informe. ¿Es de locos, no?

-Ya lo creo, ¿y qué estaba haciendo?

-Ahí estaba de nuevo parado bajo el farolito con una pistola en la mano y se ocultaba de unos infectados…

-¿Entonces tenía manos?- me preguntó el doctor.

-Sí, y dos piernas. ¿Fue lo que le dijo Sussman, no?

-Si, si… ahora bien, usted ha dicho “ahí estaba de nuevo”, ¿Qué acaso lo vio antes en alguna otra oportunidad?

-Ooh si.

-¿Cuándo?

-Cuando estuve por primera vez en Raccoon City, el año 1998.

-¿Me podría decir como fue esa experiencia?

-Horrible, pero en cuanto a lo que nos convoca debo decir que fue hasta gracioso. No me lo esperaba ¿sabe? Y fue una sorpresa hilarante, pero modificó por completo mi dieta…

-¿A qué se refiere?

-A que después de ese encuentro jamás volví a probar el tofú.

 
 
 
... es cierto, no he vuelto a probar el tofú y me dieron vacaciones.
Leon S. Kennedy, 01:12 AM.


Creative Commons License
El diario de Leon S. Kennedy by Marcelo Carter is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 3.0 Unported License   

4 comentarios:

dayana belen rodriguez alfaro dijo...

Wow por fin puedo leer otra de tus historias la he esperado con ancias y valió la pena tu muy bien :D

Marcelo Carter dijo...

Gracias, amiga Dayana . Ya pronto se viene otra entrada. Un saludo y gracias por comentar siempre :)

alexia wizzard mullerss dijo...

tus historias son muy buenas, deberias de publicar mas amenudo :)
yo tambien tengo un blog: the crystal blog by white mage, si te gusta puedes unirte aunque no es tanto de RE pero aun asi puedes unirte n__n en algunas publicaciones tiene un pequeño toque de RE.me despido espero y tomes en cuenta este comentario gracias n__n

Marcelo Carter dijo...

Hola, Alexia. Muchas gracias y echaré un vistazo a tu blog... como verás a veces no dispongo del tiempo que quisiera para publicar más a menudo -.-

gracias por la invitación :)