sábado, 22 de agosto de 2009

El misterioso rescate de Rusell Hawkins

























Recuerdo a Rusell Hawkins, piloto de la fuerza aérea quien naufragó cerca del triángulo del diablo.

Fue hace dos años atrás, un 22 de Enero. Recuerdo que abordamos el helicóptero aquella tarde con la esperanza al menos, digo “al menos” de encontrar su cadáver ya que las aguas de aquel lugar son particularmente violentas y salvajes. Acompañé a Richard Susman, experto rescatista quien me iba conversando muchas cosas en el camino:


-Espero que tus ojos sean buenos, Kennedy…- Me dijo mientras se ajustaba su cinturón al arnés de seguridad.- esto es el equivalente a querer encontrar una pelota de basketball en medio del océano ¿entiendes?


Yo asentí con la cabeza.


-Te lo digo porque en el mar lo único que distingues del cuerpo de una persona sobre las aguas es su cabeza, es el equivalente ¿comprendes?


Volví a asentirle con la cabeza.


-Bien… por lo que veo no tienes problemas de comprensión.- Me dijo mientras me acercó unos binoculares.- toma, echa un vistazo al mar es posible que la corriente lo haya arrastrado hacia este punto.


Reconozco que al cabo de dos horas y de los no muy positivos resultados de búsqueda temí lo peor, pero por alguna razón Susman se mostraba confiado, para él no había duda de que lo íbamos a encontrar.


-He rescatado a personas después de hasta 6 o más horas de búsqueda, Kennedy…- Me dijo Susman mientras masticaba su chicle de menta.- en esta profesión la paciencia es lo que hace la diferencia… ¡hey, Carl! ¡avísame cuando estés sobre el triángulo!


El piloto le hizo una señal de “afirmativo” con la mano mientras inclinaba la dirección del helicóptero hacia la derecha. Creo que luego pasó alrededor de una media hora hasta que el piloto nos dio el aviso de que sobrevolábamos el área del accidente aéreo. El sol comenzaba a esconderse ya y eso empeoraba las condiciones de búsqueda.


-Bien, Kennedy… estamos contra el tiempo e intentar encontrar una pelota de basketball en el mar y sobre todo de noche, pues es muy difícil, nos iría mejor encontrando la maldita aguja en el pajar.- Me dijo con su extraño y particular sentido del humor, mientras continuaba mascando su chicle de menta, ya llevaba casi 2 horas con el en la boca.

El helicóptero se ubicó en altura y se movía lentamente, pues las olas que producía el movimiento de las hélices mas el reflejo del atardecer en las aguas provocaban unos engañosos efectos ópticos. Paulatinamente el helicóptero comenzó a recorrer el perímetro y nosotros observábamos el océano en búsqueda de cualquier cosa anormal que sobresaliera, hasta que de pronto lo vi. Primero creí que era un efecto de las olas, pero luego gracias al zoom de los binoculares pude comprobar la cabeza del piloto.


-¡Susman, mire justo hacia el frente! - Le dije sin dejar de mirar la posición del náufrago, pues corría el riesgo de perder su ubicación si me descuidaba.- exactamente a las 1200… digamos 100 metros aproximados de distancia…


-¡Es cierto!, ¡ahí está la pelota de basketball! – Dijo Susman evidentemente emocionado.- ¡Carl! ¡a la derecha con movimiento suave!, ¡vamos!


El helicóptero finalmente se suspendió en el aire justo sobre el piloto náufrago quien al parecer flotaba gracias a su chaleco salvavidas, no parecía dar muestras de vida. Susman se ciñó el arnés y lentamente comenzó a descender hacia el mar desde el helicóptero, la operación fue todo un éxito, al cabo de minutos ya estaba de regreso otra vez con nosotros y en sus brazos el cuerpo del piloto perdido. De pronto el hombre rescatado abrió sus ojos.


-Tranquilo, Hawkins…- le dijo Susman.- tómatelo con calma, estás saliendo del shock así que respira lento y pausado…


-¿Quiénes son ustedes?...- preguntó el náufrago.


-Rescatistas de la guardia norteamericana, me acompaña el oficial Leon Scott Kennedy.- Respondió Susman.- se pondrá bien, Hawkins. Ha tenido suerte de que ese anticuado chaleco salvavidas resistiera…


-¿Porqué me llama Hawkins?


-Está saliendo del estado de shock, es lógico que presente amnesia… usted es el piloto Rusell Hawkins de la fuerza aérea norteamericana, salido de la academia hace 4 años…


-No… no… - dijo el piloto incorporándose en la camilla.- mi nombre es Elijah Dunn…


Yo y Susman nos miramos desconcertados.


-Ayer salí desde la base 56 en Florida cuando mi avión cayó al agua…


-Es imposible…- Dijo Susman.- esa base no existe desde hace ya unos 30 o 40 años atrás, si no es que más…


-Hawkins…- Le dije de forma pausada para que comprendiera bien.- está usted en el año 2007…


Entonces él nos miró con un miedo aterrador, parecía estar a punto de llorar.


-Mi nombre no es Hawkins… es Elijah Dunn… y este es el año 1947….- dijo para luego quedarse petrificado del espanto.


Susman le dio un sedante en el helicóptero para ver si al despertar luego saliera del estado de conmoción en el que creíamos se encontraba. Sin embargo supe que al despertar le dijo los mismo a los doctores y paramédicos que le atendían, preguntando por familiares y personas que nadie conocía, en efecto los oficiales corroboraron que no se trataba de Rusell Hawkins, pero tampoco identificaron el nombre de Elijah Dunn en sus registros.

Finalmente Elijah Dunn creo que falleció a finales del año pasado en el manicomio en que fue recluido, diagnosticado de esquizofrenia paranoica.





Listo, ahora a dormir....

Leon S. Kennedy 01:23 a. m.


Creative Commons License
El diario de Leon S. Kennedy by Marcelo Carter is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 3.0 Unported License.

4 comentarios:

J.Ortiz dijo...

Que bueno está el blog, Leon es uno de mis personajes favoritos y esta es otra via creada para el, Buen trabajo compa!!

J.Ortiz dijo...

Que bueno está el blog, Leon es uno de mis personajes favoritos y esta es otra via creada para el, Buen trabajo compa!!

Marcelo Carter dijo...

Muchas gracias n.n por dejar tu comentarioo

me alegro que te haya gustado, un saludo enorme.

latigresa223 dijo...

siiiii...!
Eres muy buen escritor marcelo..me gustaria que siguieras escribiendo.De hecho,debes aprovechar
este talento XD
saludos...!